Tiempo de lectura: 4 min

¿Qué es la tokenización y cómo hace más seguros los pagos online?

martes, febrero 08, 2022

4

La tokenización ha pasado de ser un concepto manejado dentro de un pequeño círculo de expertos con aplicaciones muy específicas, a ser una pieza clave para mejorar la experiencia del cliente durante el proceso de pago. En Global Payments, valoramos mucho este tipo de soluciones innovadoras, pero ¿sabemos realmente que es la tokenización y qué ventajas tiene?

El proceso de tokenización representa una forma segura de almacenar la información del método de pago, como los datos de la tarjeta bancaria. Básicamente, se introduce una tarjeta en el sistema y se genera un token (también conocido como llave digital) a cambio. El token actúa como indicador para recuperar la tarjeta del sistema cuando se necesita y no tiene ninguna relación con la tarjeta. Por lo tanto, el simple hecho de tener el token no te da acceso a la información de la tarjeta sin pasar por el sistema de tokenización.

Esta explicación, que puede parecer bastante complicada, se vuelve mucho más fácil de entender con un ejemplo. Imagina que el sistema de tokenización es un libro. Cuando se le entrega tu tarjeta, se almacena en una página abierta al azar y a cambio, te da el número de página para encontrar la tarjeta. De esta manera, cuando desees utilizar esa tarjeta, proporcionas el número de página y el libro te proporcionará la tarjeta. Con este proceso en marcha, cualquier persona que tenga acceso al número de página no podrá acceder a la tarjeta sin pedírselo antes al libro.

Cuando aplicamos esto al mundo real, comenzamos a ver sus ventajas. Imaginemos un sitio web que vende determinados productos, pero que también ofrece entregas recurrentes. La primera vez que un cliente compre en un sitio web, introducirá él mismo su tarjeta, pero para las transacciones recurrentes (como la entrega de determinados cosméticos el primer día de cada mes), los datos tendrán que almacenarlos el sitio web para que se realice el pago mensual.

Si la información de la tarjeta se almacena de forma incorrecta, el personal no autorizado o incluso algunos tipos de delincuentes pueden acceder a ella, causando una molestia al consumidor y un grave problema al comerciante. Para resolver este problema de la manera más conveniente, buscamos la tokenización.

La primera vez que un cliente presenta su tarjeta, la plataforma de pago recoge la información y la entrega al sistema de tokenización que devolverá el token al sitio web y procesará el pago. El sitio web almacenará el token junto con los detalles introducidos durante el proceso de registro.

Para pagos futuros, cuando la empresa propietaria del sitio web necesite cobrar al cliente, solo tendrá que enviar el importe y el token a la plataforma de pago. La plataforma proporcionará el token al sistema de tokenización y a su vez recibirá el número de tarjeta y realizará la transacción en nombre del sitio web. Con este proceso, el sitio web no necesita almacenar los datos reales de la tarjeta para realizar los pagos, y el proceso de pago se limitará al diálogo entre el sistema de tokenización y la plataforma de pago, ambos elementos se caracterizan por sus altos niveles de seguridad.

Teniendo en cuenta el impacto que la pandemia de la COVID-19 ha tenido en la ciberseguridad, estas características de seguridad se han vuelto más importantes que nunca. Desde el inicio, la ciberdelincuencia se ha disparado ya que tanto las empresas como sus clientes deben recurrir a soluciones online para todo tipo de transacciones. Esto significa que se procesan y almacenan más y más detalles de tarjetas de personas, lo que crea un mayor número de oportunidades para los ciberdelincuentes. Por lo tanto, las soluciones de seguridad como la tokenización son más importantes que nunca, ya que pueden asegurar al cliente que sus datos confidenciales estén protegidos, ayudando a componer un sentido de confianza y lealtad entre las empresas y los consumidores.

Como podemos ver, la tokenización tiene muchas ventajas, como por ejemplo el procesamiento seguro de pagos recurrentes y el evitar que el cliente introduzca los datos de su tarjeta en varias ocasiones, entre otros. Uno de los resultados de estas ventajas es que la utilización de la tokenización es cada vez más frecuente. Es, por tanto, un proceso en auge, que sin duda ha llegado para quedarse.

Recomendado para ti